[La Cruda Verdad] Margarita, con su berrinche electorero le apuesta al olvido

+ Para que estés al tanto, te mandamos lo mejor de El Canto de los Grillos a tu celular: ¡únete a nuestro canal en Telegram: telegram.me/elcantodelosgrillosmx!


Los tiempos nos obligan a escribir sobre temas nacionales y sería un acto irresponsable de este escribano no emitir un razonamiento sobre el tema de la “salida” de la señora Calderón del Partido Acción Nacional.

Aclaro de antemano que no me inducen a escribir fobia o filia alguna, simplemente escribo porque creo, suscribo creo, conocer a los actores; así que vamos a darle.

Antes que nada debemos de ver, ¿quién es Margarita Zavala? Sencillo: Al interior del PAN no ha hecho gran cosa salvo ser esposa de Felipe “aunque duela”, pues los cargos públicos que ha ejercido son por la vía plurinominal; eso sin hablar de las posiciones que ha conseguido para sus familiares cercanos, como es el caso de la hoy senadora Mariana Gómez del Campo.

Es irrisorio escucharle tratar de constituirse como un “baluarte” del PAN siendo únicamente víctima de los caprichos y modificaciones mezquinas de estatutos que promoviera su marido. Margarita ya olvidó que en 2006 Felipe, desde Los Pinos, atacó furtivamente a la dirigencia del partido otrora encabezada por Manuel Espino, quien tuviera que defender su militancia en el tribunal electoral, donde por medio de la operación de Mari Carmen Alanís resultara vencido en juicio más por argumentos políticos que jurídicos, para posteriormente imponer a Germán Martínez Cázares.

Parece que a Margarita le cuesta trabajo entender que no es que Anaya sea malo, sino que simplemente está ocupando las estructuras del “Calderonato”, esas que tanto daño le han hecho a su institución política. Hoy se queja de la cerrazón de padrones, cuando sus cachorros modificaron estatutos y rasuraron padrones; se queja de los métodos de elección, cuando César Nava (impulsado desde el “Calderonato”) impuso la designación como método de elección para insacular a Josefina Vázquez Mota, disfrazado de encuesta “indicativa”.

Es claro que Margarita Zavala le apuesta a la poca o nula memoria popular. Resulta por demás absurdo cómo hoy pretende vender que su salida “pone en riesgo” al PAN, cuando la realidad es que no se trata más que de un berrinche electorero.

En el plano local habrá y ya hay consecuencias, pues hay panistas que desde sus respectivas trincheras manifiestan su apoyo a Margarita, como es el caso del regidor de Corregidora, Omar Herrera Maya, por nombrar alguno, quien estatutariamente, al apoyar a una candidata ajena a su partido, hace su renuncia pública, sin contar con el grupo del “góber”, al que por su cercanía con Ernesto Cordero y Mendoza Davis, le pega el asunto.

Como siempre, la mejor opinión es la de usted. Y recuerde, no me crea a mí, créale a sus ojos.


Danos tus comentarios

Danos tu comentario

Alexa-Rank

Hazte fan en FB

Síguenos en TW

¡Escanea y únete en Telegram!

2 - 5
3 - 5