[Me Lleva el Diablo] Fernando González, el enemigo número uno del PAN y del gobierno estatal

Un personaje que sin querer queriendo, como dice el clásico, se ha convertido en el villano principal del gobierno estatal, del PAN, que ha logrado lo que ni en sueños Morena lograría; es el titular de Obras Púbicas de la administración de Mauricio Kuri: Fernando González.

A ver, ¿quién en su sano juicio inicia una obra para contener las inundaciones en plena época de lluvias, y que además durara 15 meses en obra: La pluvial 4 meses, la de movilidad 11 meses?

¿Quién en su sano juicio pone en marcha la construcción de tres megapuentes –El Batán, Santa Bárbara y 5 de Febrero– y cierra las principales vías de comunicación de la zona conurbada?

¿Quién? Pues el titular de Obras Públicas del estado, Fernando González. Solito tiene ahorcada la ciudad, la zona metropolitana; solito ha puesto hasta el gorro a los ciudadanos, de todo tipo y estrato social: automovilistas, peatones, transportistas, ciclistas, motociclistas; a estudiantes, trabajadores, obreros, burócratas, hasta a desempleados.

Los únicos felices y contentos, que le aplauden, son los constructores que están ejecutando los dos primeros puentes, Batán y Santa Bárbara, y los que ejecutarán la de 5 de Febrero; son los únicos que se frotan las manos. Son obras en las que se aplican cientos, o tal vez, más de mil millones de pesos de inversión.

Dicen en la CMIC que el proyecto pluvial de avenida 5 de Febrero es la parte inicial de una magna obra de este gobierno del estado y que será en beneficio de todos los que vivimos en Querétaro. Eso aseguró el presidente de la CMIC, Óscar Hale. Luego de sostener una reunión de trabajo con Fernando González, SDUOP, el presidente de CMIC aseguró que este proyecto fue consensuado con los ingenieros, arquitectos y constructores del estado.

Les digo, ni modo que le digan a Fernando González que esa no es la solución; no creo que haya un valiente en la CMIC que le diga que hacer tres albercotas, que almacenar agua en tres cárcamos para llenar cerca de mil pipas de agua, sea la solución.

Nadie en la CMIC Querétaro le plantará cara a González Salinas y le dirá que lo que se requiere es un drenaje profundo, nadie.

Ya Jesús Rodríguez, cuando fue alcalde de Querétaro, construyó el cárcamo de la Alameda; y mire, después otros alcaldes como Armando Rivera, y otros, complementaron la obra hidráulica de la zona. ¿Y todo para qué?, dice la canción, si se sigue inundando o “encharcando”, como sucedió con una lloviznita el domingo pasado.

Pero eso es lo de menos, si se soluciona o no, el asunto de las inundaciones; los ganones del megacontrato, si sale mal la obra, o que no solucione nada, se ampararán en decir lo de siempre: nosotros solo ejecutamos el proyecto que nos indicó el gobierno, aunque sepan que está mal.

Además, viendo cómo le gusta el “bisnes” a Fernando González, seguramente ya hasta tiene preparada la concesión de esa agua para algún empresario del sector de la vivienda, los que realmente se beneficiarán con las tres obras.

Así, este 29 de junio iniciará la 1ª etapa de la reingeniería de Paseo 5 de Febrero –órales con el nuevo nombre–, esta obra estará compuesta de 2 etapas: Pluvial, con duración de 4 meses, y la de Movilidad, con duración de 11 meses.

En la primera etapa, en plena época de lluvia, se proyecta que se trabajará 24/7, esto quiere decir todos los días a todas horas, si la lluvia se los permite, porque desde ahí empezamos mal: va a llover a cántaros y será el pretexto ideal, las “lluvias atípicas” para, primero, alargar el tiempo de construcción de la obra, y para que salga más cara.

Dicen en Obras Públicas que “esta es una obra que nos va a beneficiar a todos y que permitirá en un futuro que no colapse la ciudad, las proyecciones es que para 2030 ya el área metropolitana contará con 2.1 millones de habitantes; si no se realizan ahora, no podremos movernos en unos años, actualmente somos 1,350,000”.

Realmente no saben lo que dicen: que no colapse en el futuro la ciudad, qué aventurados son al asegurar una situación que no depende de ellos, sino de la naturaleza.

Hay que dejar muy en claro: las tres obras no van a remediar ni la movilidad vehicular; al contrario, se va a incrementar el problema, y en el caso de 5 de Febrero, no evitará las inundaciones, eso se los aseguro.

Recomendaciones: No circules por la zona si no es indispensable, pero no dicen si hay vías alternas, porque no las hay: ni el Fray Junípero ni Bernardo Quintana, no hay vías alternas de acuerdo a lo que dicen en Obras Públicas; que mejor sugieren salir con tiempo, es decir, si usted entra a las 6 a trabajar, salga desde las 3 o 4 de la mañana a la chamba, o mejor quedarse en el trabajo a partir del 29, eso sí, manténgase informado por canales oficiales, informado no sé de qué, pero manténgase informado.

La obra inicia precisamente con las vacaciones de verano, las más largas de la temporada, el 29 la UAQ inicia período de vacaciones, caso similar todo el sector educativo.

Pero en un mes, en agosto, les aseguro que las autoridades universitarias van a regresar a clases virtuales, porque será imposible que los alumnos lleguen a tiempo a sus clases; tan solo de CU salen cada media hora camiones repletos de estudiantes al campus Aeropuerto, y normalmente los universitarios que usan ese beneficio llegan primero con casi dos horas de anticipación a CU de su primera clase, los que entran a las 7 llegan normalmente a las 5:45 o 6 de la mañana, ya que el camión tarda en llegar una hora, y con la mega obra, pues imagínese.

Es solo un ejemplo, hay muchos para aplicar a la UAQ, con la que estoy seguro no han dialogado sobre el tema, y es que la rectora no quiere nada con la secretaria de Gobierno, Guadalupe Murguía, a raíz del tema del agua; ahora con lo de la movilidad, pues el choque de trenes es de pronóstico.

Y Lupita Murguía parece que no tiene concertadores, parece que no hay nadie en Desarrollo Político.

Así que el regreso a clases virtuales en la UAQ está en la imaginaria real de los universitarios, todo por culpa de la obra. Al tiempo.

Salvo que gobierno del estado tenga algún plan para la UAQ y las 58 escuelas que están alrededor de la obra, 58 escuelas que para llegar a ellas necesariamente se tiene que transitar por esa vialidad.

Claro que sabemos que las autoridades de la USEBEQ y de otras dependencias como la de Gobierno han “platicando” con los padres de familia de las 58 escuelas –eso dijeron– que hay por la zona afectada, o intervenida.

Pero si aplican sus “protocolos” como los aplicaron con el asunto de la escuela Josefa Vergara, con el adolescente quemado, con Juan, pues estamos en la calle, literalmente.

Podríamos seguirle con muchos más temas, como por ejemplo la pérdida económica en el sector empresarial, industrial, por la llegada tarde de los trabajadores que necesariamente tienen que circular por 5 de Febrero para ir a la chamba; el del transporte pesado que trae materias primas a la industria queretana.

Así veremos a los oficiales de Seguridad Ciudadana dando vialidad y “bateando” para el “chesco” en lugar de andar tras los malandros.

Pero bueno, qué le cuento que no haya vivido en el tema del caos vial, y de las inundaciones.

Lo bueno para Fernando González es que el principal partido opositor, Morena, anda extraviado, pero eso no lo va salvar de la condena ciudadana, cosa que seguramente no le interesa y lo tiene sin cuidado, ya forrado –junto con los constructores– ha de decir que pase lo que tenga que pasar, a mí qué.






El asunto del transporte urbano, público, es un tema que en sí es problemátic...
Caliente está el ambiente político nacional, en los partidos y en Querétaro, ...
Es de familia humilde, se llama Juan, tiene 14 años, es estudiante de la telese...
Pasó inadvertido, pero el pasado 6 de junio se cumplió un año de las eleccion...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río