[Me Lleva el Diablo] Aprueba Poder Judicial códigos de ética y conducta; no combate el nepotismo

El Poder Judicial de Querétaro –TSJ– aprobó códigos de ética y conducta que incluyen normas para el actuar recto e íntegro de los servidores públicos, lo cual implica que habrá una nueva normativa respecto al uso de las redes sociales de los trabajadores y de cada uno de los miembros.

Obviamente se curan en salud al adelantar que el tal código no es un impedimento a la libertad de expresión, aunque sí violenta la libertad de expresión de los trabajadores.

Porque dicen que se solicita que no se suban imágenes del interior de edificios haciendo festejos, porque aparecen expedientes o nombres de personas cuyo proceso se encuentra en revisión.

Es de risa la explicación porque, para empezar, los trabajadores, no solo del Poder Judicial sino de los tres poderes y los tres niveles de gobierno, no deberían de realizar festejos dentro de las instalaciones, en las oficinas; para ello tienen un tiempo y lugar, una cafetería, una oficina de festejos, por ejemplo.

Pero los Godínez siempre salen festejando con torta, taquitos sudados, refresco y pastel el cumple del compañero o la “fiesta sorpresa” para el jefe, en la oficina, por supuesto, y después lo que venga.

Limitadito el código de ética, digo, hay temas más importantes que regular en el Poder Judicial, ya no hablemos de la impartición de justicia, todo un tema, sino empezando por erradicar el nepotismo, el repartir las plazas laborales entre familiares de magistrados y jueces, o regular a las millonarias pensiones a las que tienen “derecho”, o sus altos salarios, que esos sí son antiéticos y amorales.

Aunque no es el único lugar donde se heredan o reparten las plazas laborales, también en sector educativo o en la Secretaria de Salud pasa, pero no andan ahí dándose golpes de pecho con códigos de ética.

Qué peor de falta de ética y moral que agandallarse el presupuesto para la familia; digo, ahí están en el portal nombres y más nombres de pura familia que integra el Poder Judicial; la nómina llena de amigos, compadres, ahijados, hijos, hijas, hermanos, hermanas, no hay un respeto para la sociedad, ya que no están los mejores ni los más preparados para impartir justicia.

Empezando por los magistrados, porque todos sabemos la forma tan deshonesta, tan antiética, tan antidemocrática, como son “electos” en la Legislatura local por diputados que no tienen ni calidad moral y menos saben qué es la ética: a propuesta del Ejecutivo, que normalmente es un pago político, o para un familiar u amigo o compadre, comadre.

Y de ahí en adelante se desgrana la mazorca: los magistrados llevan a sus “incondicionales”, a sus familiares, a sus amigos; dan trabajo a sus ahijados, a sus ahijadas; no es nada que no sea vox pópuli.

Entonces qué error o burla es eso de dar a conocer un código de ética que prohíbe publicar fotos, y solo fotos de “festejos”, no regula los “festejos” dentro del edificio. Que siga la fiesta, pero sin fotos.

Sobra decir que estos códigos de ética han sido aprobados por el pleno del TSJ.

Pues claro que lo aprobaron todos los magistrados y magistradas, por unanimidad, ya que no trastoca ni con una letra los intereses personales, de grupo, que hay en el Poder Judicial de Querétaro.

Pero podría iniciar a conducirse con ética y desmembrar la red familiar que cada magistrado, cada juez, cada funcionario de alto nivel tiene en el TSJ.

Y aunque no todos en el tribunal actúan así, de manera antiética, pagan justos por pecadores y todos entran en el costal del nepotismo, porque ahí está la raíz de una mala impartición de justicia.







Decíamos que son tres elementos los que dañan la estructura social desde el go...
Los municipios más pobres, con menor oportunidad de desarrollo, de educación, ...
Puede ser que la propuesta de reforma electoral de AMLO sea el motivo por el que...
El pasado 27 de abril el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer ...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río