[Tras la Verdad] Secretario de Marina envalentonado

Como si estuviese en su medio, el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, se regodea y se sumerge en el ámbito de la política, con los riesgos que ello implica.

Apenas en mayo pasado, Ojeda Durán acusó a los miembros del Poder Judicial de ser “el enemigo en casa”, en referencia a su nueva responsabilidad que le endilgó el presidente, ser el custodio y responsable de los puertos y aduanas. Dijo entonces que “tenemos que cerrar bien en círculo porque si no se nos van”, en referencia a las organizaciones criminales.

Sobre aquellas torpes declaraciones fue duramente criticado por el director para América Latina de los Derechos Humanos, José Miguel Vivanco, considerando peligrosas las declaraciones del almirante secretario. Al respecto, Vivanco comentó: “Todo un símbolo de la militarización de México y la degradación del Estado de derecho en la presidencia de AMLO”. Así de claro y contundente, a diferencia de la clase política mexicana que simplemente calla ante los peligrosos abusos “verborreicos” de las fuerzas castrenses, nunca antes metidas en política.

Ayer lunes volvió a la cargada el Almirante, ya entrado en confianza navega entre dos aguas, la militar y la política con la anuencia de López Obrador, dado que ambos discursos han sido pronunciados frente al mismo presidente. Esta vez se lanzó en contra de la clase burocrática a la que calificó de corrupta al expresar que: “México carece de servidores públicos honestos, por eso tenemos este problema de una alta corrupción”.

De la literalidad de su discurso se desprende la contundente acusación en contra de todos los servidores públicos, no excluyó a nadie. Eso sí, deslindó de la corrupción a los marinos y soldados, ellos son un dechado de virtudes y honestos, son educados con ética y valores, según sus propias palabras. Luego entonces, los civiles carecen de esos “valores” y son corruptos. Olvidó el almirante que han sido y son procesados miembros de las Fuerzas Armadas. ¿Se acordará del general José de Jesús Gutiérrez Rebollo? ¿Qué sigue, señor presidente?

Cuando acusó de ser enemigos a los integrantes del Poder Judicial, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, apenas atinó a manifestar que ellos requieren de independencia, esencial en la democracia. Nadie quiere confrontar a la fuerza militar, menos con el apoyo ilimitado e ilegal que en ellos ha depositado el presidente López Obrador. El poder de las Fuerzas Armadas crece, ante los ojos atónitos de la oposición que consiente los abusos.

A la par, el mismo Presidente anunció que daría 50 mil millones de pesos extras a la Secretaría de la Defensa Nacional para que, en lugar de 266 cuarteles llegue a 500, dobló la oferta de su compromiso; 40% más del presupuesto autorizado para el ejercicio fiscal del 2021; contratarán más elementos de la Guardia Nacional, que se les capacite y compren más armamento. Hasta hoy, la Guardia Nacional, que López incorporó al cuerpo castrense, ha sido un fracaso en la contención de la delincuencia al mando del general secretario, luego ¿de qué presume el almirante secretario?

Los delitos de las bandas criminales crecieron, los cárteles se repartieron el territorio nacional, no pueden con ellos. ¿Justificación del fracaso? Echar culpas al Poder Judicial y a la burocracia, por eso no logran “apaciguar” a los delincuentes. Emula el ejemplo del presidente, inculpar a otros de sus incapacidades. ¡No son policías ni políticos, son militares!

López Obrador ha dado un poder inusitado a las Fuerzas Armadas, después de que en campaña anunció la desaparición del Ejército Mexicano. Ya en el poder hace todo lo contrario. Vamos, incluso promoverá a la Guardia Nacional para que sea adscrita legalmente a la Secretaría de la Defensa Nacional y deje de ser una fuerza policial civil, pretende la militarización y así niega esa sea su intención. Las Fuerzas Armadas metidas hasta de albañiles.

El peligro se cierne sobre el pueblo de México. AMLO les abrió la puerta para navegar en el ámbito de la política. El Presidente fue tan cobarde que cuando fue detenido el general Salvador Cienfuegos, en territorio norteamericano, amenazó con hacer una limpia en las filas del Ejército. Luego, ante la liberación del general, de inmediato reculó, llegando a México lo nombró asesor del mismo secretario de la Defensa Nacional. Así es el temor que les tiene a las Fuerzas Armadas y el poder que ejercen sobre el presidente. ¿Por qué los consiente tanto?

Solo le falta al “artillero” de las fuerzas de la Marina lanzarse en contra de la población civil, “atacó” al Poder Judicial y consintieron la dura acusación de ser enemigos, luego enderezó su “acusación” en contra de la clase burocrática, en la que se encuentra inmersa la clase política, también consintieron. ¿Temor o respeto a las Fuerzas Armadas?

Lo cierto es que abusan ilegalmente del poder que les ha dado Andrés Manuel López Obrador, ilegalidad que le será cobrada una vez que deje el poder presidencial. ¿O acaso necesitará a las Fuerzas Armadas para seguir ejerciendo el poder más allá de 2024? ¡Son un peligro real!







Ante la manifiesta incapacidad para resolver materialmente los problemas, el pre...
Una vez más, desde el extranjero ponen en evidencia al gobierno de Andrés Manu...
Le salió barata la compra de gubernatura del estado de Nuevo León a Samuel Gar...
AMLO y sus tropelías discusivas de fin de semana. Sigue engañando a todos aque...

Danos tus comentarios

  • Chato

    El comentario arriba expuesto

    Jueves 29 de julio, 2021

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río