[Me Lleva el Diablo] Requisa al transporte público; Qrobús sería una paraestatal

Pero qué necesidad, diría el Divo de Juárez, tiene el director del Instituto Queretano del Transporte (IQT), Gerardo Cuanalo, de poner en la agenda pública el tema de pésimo servicio de Qrobús.

Para empezar, no entiendo por qué el gobierno del estado tiene que subsidiar a los empresarios que tienen en sus manos Qrobús para mejorar el servicio, cuando precisamente para eso se les concesionó todo el transporte público.

Según Gerardo Cuanalo, por instrucciones del gobernador Mauricio Kuri se puso una bolsa de hasta 14 millones de pesos al mes como un tema de subsidio para mejorar las frecuencias. En el mes de junio se tuvo una evolución clara en donde se logra una mejora del 40 por ciento de las metas que se plantearon en el acuerdo.

Con todo y subsidio, solo mejoraron un 40 por ciento; y eso, dando el beneficio de la duda al director del IQT, pero no le creo que exista tal “mejoría”.

Su primer error de Gerardo Cuanalo, y que deberá de pagar, es haberse puesto tiempo límite para mejorar el servicio del transporte público; tres meses le dio a los concesionarios para mejorar lo que en 12 o 18 años no se ha podido hacer.

Se cumplen en este mes de agosto, fecha letal para Cuanalo el 31 de este mes, porque en lugar de mejorar, ha empeorado el servicio.

Por un lado, lo que dice Gerardo Cuanalo, ayer en entrevista en varios medios, deja en claro que el subsidio al transporte público es un robo en despoblado de los empresarios, y claro, con la ayuda del IQT.

Cuanalo se ve envuelto en el ropaje de una verborrea tecnificada en la cual ni le llama pan al pan ni al vino vino, como dice el dicho: el transporte en Querétaro es uno de los más evidentes fracasos no solo de este gobierno sino de todos los anteriores, incapaces de corregir las herencias podridas de la administración pasada.

El director del IQT solo atina a derramar demagogia y en ella esconder el apoyo incondicional a los empresarios, que no han cumplido con el compromiso de mejorar las frecuencias del servicio, ni de la dignificación de los autobuses, y menos con la justicia laboral a los operadores.

El gobernador Mauricio Kuri lo había advertido hace unos 15 días: los concesionarios del transporte público Qrobús no han cumplido con el compromiso que hicieron para mejorar las frecuencias del servicio en la zona metropolitana.

Esto a dos meses de que se firmó el convenio entre gobierno del estado y las empresas concesionarias, en donde se hizo el compromiso de mejorar al menos 15 rutas con alta demanda.

En este sentido, se podrían analizar los resultados en los últimos días para sentarse con los concesionarios para encontrar una solución, que bien podría ser que el gobierno del estado se hiciera cargo del transporte público creando una empresa paraestatal, que podría quedar en manos de un cercano al góber, tal vez, tal vez repito, en manos de Gerardo de la Garza, que lo viene acompañando desde el municipio de Corregidora.

No lo operaría el IQT, sino se crearía una empresa paraestatal, o con otra figura jurídica, pero la encabezaría Gerardo de la Garza; al menos ese es el rumor, y cuando el río suena, agua lleva.

El argumento lo dio Gerardo Cuanalo ayer, al aceptar que los concesionarios del Qrobús no han cumplido el compromiso de incrementar frecuencias para mejorar el servicio en las rutas, y dos meses después de haber firmado un convenio con el gobierno estatal que les permitiría acceder a un subsidio de hasta 15 millones mensuales si cumplían con su trabajo, los concesionarios apenas han recibido 3 millones.

A los empresarios no les preocupa mejorar; total, de todos modos reciben lana del gobierno del estado, que no entiendo por qué tiene que subsidiar a una empresa privada; por el contrario, esa empresa privada que opera Qrobús debería dejar apoyos económicos para programas sociales, pero no, sangran al erario.

Y nos les preocupa porque su responsabilidad la cumplen otras instancias, como el municipio de Querétaro, que atinadamente presta el servicio de transporte publico escolar gratis a miles de estudiantes, que ha puesto a disposición de los trabajadores que salen tarde, después de las 10 de la noche, autobuses sin costos, que cubren –creo– tres rutas.

No les preocupa porque, por ejemplo, la UAQ presta gratis el servicio de transporte público del Centro Universitario a los campos aeropuerto y Juriquilla, y viceversa.

Entonces, para qué invertir, han de pensar los empresarios de Qrobús, si el gobierno del estado los subsidia y otras instituciones cubren su responsabilidad.

Pues todo es para el vencedor, han de decir los de ADO, perdón, Qrobús.

Y no les preocupa tampoco que les quiten Qrobús, ya mamaron del erario y de los usuarios cientos o miles de millones de pesos.

Por eso no les sorprende la amenaza de la administración estatal de crear una empresa paraestatal que opere Qrobús.

El que sí debiera de preocuparse es Gerardo Cuanalo, y todos los que “trabajan” en el IQT, porque las señales son de que no le sirven de nada al gobierno del estado, y menos a los usuarios del transporte público.







México es uno de los 25 países que enfrenta el mayor estrés hídrico y extrae...
Aunque en el Palacio de la Corregidora se aparenta una calma y hasta cierto punt...
Después del 5 de marzo, después de los violentos hechos en el partido de Gallo...
Querétaro está en el centro del país, es paso obligado para transitar del nor...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río